(( La ViDa Es UnA CoLLeCCióN De ReCuErDoS ))

viernes, diciembre 21, 2007

. . . p a u s a n do . . .

-
¿han sentido como pueden percibir que el mundo gira y se desliza en el tiempo mientras que ustedes se quedan inmóviles?...


eso me pasó a mí hace poco más de 24 horas...

es como un efecto inverso a cuando ves al chico de tu vida... el que describe Edward Bloom en el Gran Pez:


sólo que mientras para él el tiempo se detuvo a su alrededor, en mi caso yo era la estaba en pausa... y mi alrededor seguía su curso... todos hablaban, cantaban, reían... y yo no podía moverme hasta que huí...

y ahora, así como en la película de Tim Burton, yo soy la que en estas 20ytantas horas he acelerado mi estar para equilibrarme con el mundo... han pasado muchas cosas por mi cabeza en este tiempo...y he decidido, he asimilado... bueno, estoy en esto último

por lo mientras...
este blog queda suspendido de actualizaciones... pasen al nuevo:

http://reynap.blogspot.com


yeah!
.

martes, diciembre 18, 2007

. . .

-
La vida está llena de decisiones


hoy he decidido
.
.
.

. . .

jueves, diciembre 13, 2007

"Estío" ...(yo le pondría: Hastío)...

. .
El viento, alto, en los árboles
sonaba a río,
¡río en el azul!
Yo dejé ir mi corazón
al frío,
al viento,
al río, no sé...

"Vámonos sin amor y sin deseo:
sin dolor.
Ahora que el corazón se va
en el frío,
en el viento,
en el río, vámonos..."

La sombra, azul, aliviaba
la frente,
¡la frente bajo el sol!
Yo dejé ir mi corazón
al frío,
a la sombra,
al azul...

"Vámonos sin amor y sin deseo:
sin dolor.
Ahora que el corazón se queda
en el frío,
en la sombra,
en el azul, vámonos
va-
mo-
nos. . ."


sin dolor? . . .
.?

sábado, diciembre 08, 2007

Décimas de nuestro amor

.

I
A mí mismo me prohíbo
revelar nuestro secreto,
decir tu nombre completo
o escribirlo cuando escribo.
Prisionero de ti, vivo
buscándote en la sombría
caverna de mi agonía.
Y cuando a solas te invoco,
en la oscura piedra toco
tu impasible compañía.

II
Si nuestro amor está hecho
de silencios prolongados
que nuestros labios cerrados
maduran dentro del pecho;
y si el corazón deshecho
sangra como la granada
en su sombra congelada,
¿por qué dolorosa y mustia,
no rompemos esta angustia
para salir de la nada?

III
Por el temor de quererme
tanto como yo te quiero,
has preferido, primero,
para salvarte, perderme.
Pero está mudo e inerme
tu corazón, de tal suerte
que si no me dejas verte
es por no ver en la mía
la imagen de tu agonía:
porque mi muerte es tu muerte.

IV
Te alejas de mí pensando
que me hiere tu presencia,
y no sabes que tu ausencia
es más dolorosa cuando
la soledad se va ahondando,
y en el silencio sombrío,
sin quererlo, a pesar mío,
oigo tu voz en el eco
y hallo tu forma en el hueco
que has dejado en el vacío.

V
¿Por qué dejas entrever
una remota esperanza,
si el deseo no te alcanza,
si nada volverá a ser?
Y si no habrá amanecer
en mi noche interminable
¿de qué sirve que yo hable
en el desierto, y que pida
para reanimar mi vida,
remedio a lo irremediable?

VI
Esta incertidumbre oscura
que sube en mi cuerpo y que
deja en mi boca no sé
que desolada amargura;
este sabor que perdura
y, como el recuerdo, insiste,
y, como tu olor, persiste
con su penetrante esencia,
es la sola y cruel presencia
tuya, desde que partiste.

VII
Apenas has vuelto, y ya
en todo mi ser avanza,
verde y turbia, la esperanza
para decirme: “¡Aquí está!”
Pero su voz se oirá
rodar sin eco en la oscura
soledad de mi clausura
y yo seguiré pensando
que no hay esperanza cuando
la esperanza es la tortura.

VIII
Ayer te soñé. Temblando
los dos en el goce impuro
y estéril de un sueño oscuro.
Y sobre tu cuerpo blando
mis labios iban dejando
huellas, señales, heridas...
Y tus palabras transidas
y las mías delirantes
de aquellos breves instantes
prolongaban nuestras vidas.

IX
Si nada espero, pues nada
tembló en ti cuando me viste
y ante mis ojos pusiste
la verdad más desolada;
si no brilló en tu mirada
un destello de emoción,
la sola oscura razón,
la fuerza que a ti me lanza,
perdida toda esperanza,
es... ¡la desesperación!

X
Mi amor por ti ¡no murió!
Sigue viviendo en la fría,
ignorada galería
que en mi corazón cavó.
Por ella desciendo y no
encontraré la salida,
pues será toda mi vida
esta angustia de buscarte
a ciegas, con la escondida
certidumbre de no hallarte.




.

martes, diciembre 04, 2007

por que tambien te amo.


Pequeña del amor, tú no lo sabes,

tú no puedes saberlo todavía,
no me conmueve tu voz
ni el ángel de tu boca fría,

ni tus reacciones de sándalo
en que perfumas y expiras,
ni tu mirada de virgen
crucificada y ardida.
No me conmueve tu angustia
tan bien dicha,

ni tu sollozar callado
y sin salida.
No me conmueven tus gestos

de melancolía,
ni tu anhelar, ni tu espera,
ni la herida
de que me hablas afligida.

Me conmueves toda tú

representando tu vida
con esa pasión tan torpe
y tan limpia,
como el que quiere matarse
para contar: soy suicida.

Hoja que apenas se mueve

ya se siente desprendida:

voy a seguirte queriendo
todo el día.

Jaime Sabines


**************************************************************

Y eso apareció un 9 de agosto en mi bandeja de entrada... precisamente como "asunto" tenía el título de este post....

t. .m.


ahora quise comenzar con esto.....